Muchas personas que han tratado de perder kilos a través de los métodos convencionales, como dietas rigurosas y rutinas de ejercicios, tras un largo periodo llegan a desanimarse cuando no perciben resultados. La buena noticia es que, en estos casos, la cirugía para bajar de peso en Monterrey suele ser la solución y, en la actualidad, el balón gástrico es uno de los métodos más sencillos y eficaces entre la amplia oferta bariátrica, porque resulta ideal para personas con sobrepeso y se realiza de manera mínimamente invasiva.

¿Qué es el balón gástrico?

Se trata de un dispositivo elaborado de silicona y relleno de una solución de suero fisiológico y un colorante llamado azul de metileno, que se colocan dentro del estómago, produciendo con ello una sensación de saciedad permanente, por lo que los pacientes que se someten a este tratamiento de cirugía bariátrica en México tienden a comer porciones pequeñas. Por lo general, el volumen del balón oscila entre 400 y 650 centímetros cúbicos, de acuerdo con sus características y el perfil de salud que hayan determinado las pruebas médicas de rigor.

¿Cómo se realiza la operación?

Una de las grandes ventajas de esta operación es que se lleva a cabo de manera mínimamente invasiva, como mencionamos anteriormente, y por vía ambulatoria, así que el período de recuperación será corto, de un par de horas, y menos doloroso que con otros métodos. Quienes optan por el balón gástrico pueden llegar a perder de 15 a 20 kilos.

Las principales contraindicaciones podrían incluir el hecho de que se hayan practicado algún tipo de cirugía previa del estómago, lesiones agudas como úlceras, hernias de hiato, enfermedad inflamatoria intestinal, trastornos alimenticios e incluso en los casos en los que no estén dispuestos a modificar sus hábitos de vida, después de la cirugía. Y, aunque puede realizarse sin problemas en pacientes entre 18 y 65 años, siempre evaluamos a nuestros pacientes de manera minuciosa y personalizada.

¿Cómo se pone el balón gástrico en Monterrey?

En la actualidad, hay varias alternativas de balones gástricos y la mayoría se colocan por vía endoscópica, bajo sedación. El procedimiento dura alrededor de 35 minutos y el uso del balón gástrico puede prolongarse hasta un año, de acuerdo con las consideraciones de nuestros especialistas; pasado este tiempo, se procede a retirar el dispositivo que, al igual que en la inserción, se hace con el endoscopio.

Si desean más información acerca del balón gástrico o quieren agendar una cita con el Dr. Sebastián Arana Garza, FACS en BSE, comuníquense con nosotros a través de nuestro chat en línea.