manga gástrica en Méxicoque-debo-tener-en-cuenta-despues-de-someterme-a-una-cirugia-de-manga-gastrica

La cirugía de manga gástrica en México ha ganado fama en los últimos años debido a su alto porcentaje de éxito y menores complicaciones a largo plazo que otra clase de cirugías bariátricas. La manga gástrica, si se combina con hábitos de alimentación y ejercicio saludables, mejora la calidad de vida y la salud de los pacientes de forma excepcional.

Estos beneficios, sin embargo, no se consiguen si el paciente no pone de su parte. Muchas personas creen que, si recurren a una cirugía de este tipo, como el bypass gástrico, la banda ajustable gástrica o incluso el balón gástrico tendrán, como por arte de magia, un cambio inmediato en su peso corporal y podrán continuar su vida como si nada, sin dietas ni sacrificios.

Nada más lejano de la realidad: la cirugía bariátrica ofrece grandes beneficios en cuanto a calidad de vida, pero es necesario que el paciente se prepare antes y después de la cirugía, tanto física como psicológicamente. Esto dará la certeza de que el procedimiento de manga gástrica en México, y en el resto del mundo, será exitosa.

Voy a tener una cirugía de manga gástrica. ¿Debo hacer dieta?

Antes de la cirugía es importante que se siga una dieta balanceada y baja en calorías, según las recomendaciones del centro médico. Esto tiene dos razones: en primer lugar, se reducen los riesgos de la cirugía y, en segundo lugar, porque de esta forma la transición a la dieta postoperatoria será mucho más fácil.

Cualquier procedimiento quirúrgico implica unos riesgos por sí mismo que, además, se aumentan cuando el paciente sufre de obesidad o sobrepeso, por lo que cualquier reducción en el IMC de la persona va a disminuir estas posibles complicaciones. Además, es necesario que haya una reducción del tamaño del hígado y de los depósitos de grasa que lo rodean antes de la intervención. De esta forma, el cirujano podrá acceder más fácilmente al estómago y realizar la manga gástrica.

Es importante también señalar que después de la cirugía se deben seguir unas dietas estrictas para recuperarse de la intervención y acostumbrarse al nuevo tamaño del estómago. Por eso, entre más rápido la persona incorpore hábitos saludables en su alimentación, más fácil será esa transición.

En general, la recomendación es que las personas comiencen la preparación dos o tres semanas antes de la fecha de su cirugía bariátrica en Monterrey, pero esto puede variar en cada caso, por lo que es importante que siga las recomendaciones de los profesionales encargados de su caso.

¿Y qué pasa después de la cirugía?

La cirugía de manga gástrica en México consiste, esencialmente, en la reducción del tamaño del estómago. Se elimina el llamado fondo gástrico, es decir el 80%, que es donde se produce la llamada hormona del hambre (ghrelina). En consecuencia, después de la operación el paciente necesita ingerir muchos menos alimentos para sentirse saciado y su estómago cambia de la tradicional forma de bolsa a una forma tubular, sin capacidad para almacenar el mismo volumen de antes.

Esta cirugía se diferencia de otras intervenciones bariátricas en que el flujo del tubo digestivo se mantiene intacto y no se hace necesario la intervención en el intestino delgado; sin embargo, como los tejidos del estómago se deben intervenir, durante las primeras semanas se le indicara al paciente seguir una dieta especial y evitar las actividades físicas fuertes.

La dieta que se debe seguir luego de una cirugía de manga gástrica en México es progresiva y tiene varias fases: durante las primeras 72 horas, el paciente solo debe ingerir líquidos claros y bajos azúcar, como té sin cafeína, agua, caldos sin grasa, suero o jugos sin azúcar. En la segunda fase, que comienza a las 72 horas aproximadamente, se continúa con una dieta líquida, pero esta debe ser más rica en proteínas, para acelerar la cicatrización de los tejidos del estómago. Entre los alimentos recomendados para esta segunda fase están: jugos de frutas y yogurt sin azúcar, suplementos de proteína en polvo, puré de frutas con agua, cremas o sopas de verduras y leche sin lactosa.

Durante esta segunda fase es muy importante seguir las recomendaciones médicas, pues el estómago aún no se ha recuperado de la intervención y, para que la cirugía no tenga complicaciones posteriores, debe cicatrizar adecuadamente y tener resistencia.

La tercera fase de la dieta, el paciente ya puede comenzar a ingerir alimentos blandos, como quesos bajos en grasa, pescados blandos, verduras cocinadas al vapor y sopas con algunos trozos. Se recomienda la adición de alimentos ricos en proteínas, pues estos generan sensación de saciedad y continúan ayudando con el proceso de la cicatrización.

Finalmente, luego de unas cinco semanas el paciente puede comenzar a ingerir alimentos sólidos, pero es importante que lo haga en porciones pequeñas (debe recordar que su estómago es mucho más pequeño) y aproximadamente cinco veces al día. Igualmente, la hidratación cumple un papel fundamental, así que se debe ingerir una cantidad adecuada de agua todos los días.

Es importante que el paciente tenga presente que la calidad nutricional de los alimentos que ingiere es, luego de la cirugía, mucho más importante. Como ahora su estómago es más pequeño y la comida ingerida es menos, debe asegurarse que su cuerpo sí tenga todos los nutrientes que necesita para funcionar correctamente.

Las mejores recomendaciones que el paciente puede seguir son las que el equipo de profesionales de la clínica o centro médico le haya dado. La cirugía de manga gástrica en México tiene un acompañamiento integral de nutriólogos, cirujanos y otros profesionales que diseñarán el mejor plan de alimentación que cada caso necesita.

Bariatric Surgery Experts es un centro                          certificado en diversas clases de cirugías bariátricas seguras en Monterrey y cuenta con un equipo médico de la más alta experiencia para asesorarlos y brindarles la mejor atención especializada. Los materiales y equipos que usamos en los procedimientos son de la más avanzada tecnología y calidad y hacemos seguimiento integral a los casos de todos nuestros pacientes, con atención durante las 24 horas del día.

Los invitamos a conocer todos los procedimientos que ofrecemos en nuestra página web y a llamarnos a las líneas (81) 1768 2209 y (81) 1768 2210 para programar una cita o solucionar sus dudas.